Bibliotecas santiaguesas, un buen sitio para ir a estudiar

Biblioteca de Santiago

Los estudiantes santiagueses, tanto de la Universidad de la propia ciudad como aquellos que están en ciclos, en los últimos años o preparando algún tipo de oposiciones, no siempre estudian solos.

A muchos de ellos les motiva el acudir a las bibliotecas, lugares en los que el ambiente invita a estudiar (no siempre…) y en el que otros jóvenes se aplican igual que tú con la vista puesta en los renglones, lo que de alguna manera reconforta.

Por ello, y dada la cantidad de estudiantes que hay en nuestra ciudad, existen muchas bibliotecas diferentes, algunas de carácter privado aunque abiertas al público como es el caso de alguna que otra perteneciente a la obra social de algún banco o la mayoría de ellas que están vinculadas a las diferentes facultades de la propia universidad.

El caso es que ambos campus disponen de bibliotecas para poder sacar libros, estudiar o realizar trabajos, las cuales además amplían sus horarios de apertura en tiempo de exámenes para permitir que los estudiantes aprovechen el máximo número de horas con estos servicios abiertos, en los que como es obvio hay máquinas de comida y de bebidas (tanto frías como calientes) y algún que otro lugar de reunión para hacer distendidos descansos.

Más información – Leer en Compostela, un auténtico placer

Foto – Mapabpe

Te puede interesar

Escribe un comentario