Baches y firmes viejos evidencian el deterioro de la red viaria urbana

Las últimas lluvias y el mal estado de numerosos firmes de la ciudad han motivado la aparición en los últimos días y semanas de numerosos baches y alimentado todavía más la mala imagen que desde hace tiempo dan algunos viales del centro urbano. Sovacones, asfaltos agrietados y los desperfectos propios de firmes necesitados de renovación desde hace años salpican los viales de buena parte de la ciudad. El edil de Obras, Bernardino Rama, asume que la aparición de baches es habitual después de las lluvias y heladas y sostiene que el deterioro apreciado en los últimos días se mantiene en el nivel de otros años.

Las dificultades para el tránsito rodado sin sobresaltos está a la vista en más de un firme, alguno tan céntricos como Virxe da Cerca, una de las zonas donde se actuará ya el lunes. Según el concejal, mañana se cubrirán «os máis urxentes» y el resto se dejará para después de Reyes. Rama asume que el firme se está deteriorando en enclaves tan céntricos también como República Arxentina (entre Romero Donallo y Santiago de Chile) y Rosalía de Castro.

Un año de retraso en el rural

Pero también en zonas como Ultreia y Santa Isabel algún bache reclama la presencia de la brigada. En este último caso, en el mismo puente aparecía ayer un socavón importante. El deterioro del firme era apreciable ya en las últimas jornadas, posiblemente por la actividad que generó la reurbanización de Fonte do Ouro, pero ayer se convirtió en un auténtico socavón. Será uno de los puntos que se atenderá estos días.

El Ayuntamiento se gastará este año 2,5 millones en el rebacheo y mejora de viales en el rural y el centro urbano. La cifra parece excepcional y ciertamente lo es, teniendo en cuenta que el pasado año se gastaron 680.000 euros en nuevas pistas (en firmes de riego en los que se echó aglomerado) y en rebacheos en la propia ciudad. Sin embargo, no lo es si se tiene en cuenta que en los dos últimos años se han destinado en torno a un millón de euros por ejercicio para la mejora de las pistas del rural.

Lo que en esta ocasión hace subir la partida para la mejora de asfaltos es la acumulación de la anualidad que no se ejecutó en el 2008 (por la demora de los presupuestos) con la del 2009, un compromiso adquirido por Raxoi. De esos 2,5 millones (que no incluye los gastos en asfalto de las zonas que ya está previsto urbanizar), dos millones serán para atender el rural y el restante para hacer frente a los rebacheos y arreglos en los ámbitos más urbanos, según Rama. Para Fontiñas, además, se hará un programa específico.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario