Aprender a conducir en Compostela

Chica aprendiendo a conducir

En la ciudad de Santiago las distancias son tan cortas que el coche no es algo que se suela coger muy a menudo, pese a lo cual no está de más tener carnet, sobre todo viendo la cantidad de lluvia propia del lugar y lo que un vehículo nos puede cundir teniendo en cuenta el mentado y húmedo factor climatológico. Es por ello que casi todos, en un momento u otro de sus vidas se sacan el carnet de coche.

Para ello la ciudad cuenta con varias autoescuelas las cuales nos prepararán tanto en conocimiéntos teóricos, por medio de clases en aulas con profesores cualificados y tests de prueba que rellenaremos constantemente para ir seguros al examen, como en conocimiéntos prácticos, mediante sesiones en coche con instructores que llevarán un freno cerca para por si acaso…

Es por ello que no es extraño ver en nuestras carreteras coches con la L de novatos o directamente coches de prácticas, no solo de nuestro entorno sino de lejos, ya que muchas localidades gallegas sin su propio centro de exámenes se desplazan hasta aquí para poder practicar en el terreno en el que posteriormente sus alumnos llevarán a cabo el decisivo examen para poder obtener el carnet de conducir.

Más información – Los buses urbanos en Compostela

Foto – Respuestario

Te puede interesar

Escribe un comentario