Al rescate de la muralla medieval

Raxoi empieza a dar los primeros pasos en firme para rescatar los vestigios de la muralla medieval. Hace escasos meses, el hallazgo casual de un fragmento del antiguo muro en una vivienda particular abría las puertas a un pasado del que apenas quedan huellas. La junta de gobierno local dará hoy luz verde al estudio que permitirá analizar el histórico lienzo de la rúa Entremuros 18. Mide diez metros de largo, 2,5 de ancho y cinco de alto. En primer lugar, se realizará una prospección arqueológica para evaluar el estado de la vieja estructura, explicaba ayer en declaraciones a este diario la edil de Casco Histórico, Olga Pedreira. Asimismo, se procederá a limpiar todo el telón de piedra primitivo y retirar los escombros, tarea para la que será necesario instalar un andamio en la calle. Para completar la intervención, el Ayuntamiento tiene previsto llevar a cabo un análisis cartográfico, así como un vaciado documental del archivo histórico municipal y de otros fondos que se consideren de interés.

Ésta es sólo la primera fase de un ambicioso proyecto que prevé reconstruir el trazado íntegro de la antigua muralla medieval y promover su “puesta en valor”, detalla la concejala. Poco queda en pie del sistema defensivo de la Compostela del siglo X. Tenía un perímetro de dos kilómetros y, originalmente, se accedía por siete puertas que perduran en el callejero actual: Porta do Camiño, Porta da Pena, Porta de San Francisco, Porta da Trinidade, Porta Faxeira, Porta da Mámoa y Mazarelos (el único arco que se conserva como en el medievo). La estructura se mantuvo en pie hasta la invasión francesa, en el siglo XIX.

Además del lienzo de Entremuros, hace unos años se descubrió otro fragmento en la cafetería La Muralla, en rúa da Senra. Basta con entrar en el establecimiento, mirar hacia abajo y contemplar los vestigios del antiguo muro que se esconden tras un enorme cristal.

Fuente: El Correo Gallego.

Te puede interesar

Escribe un comentario