Al menos cuatro establecimientos en los que se servían copas se alquilan ahora para otro uso

Al menos cuatro céntricos inmuebles antiguamente explotados como establecimientos de ocio nocturno se alquilan ahora para dedicarlos a otros menesteres, bien porque sus propietarios así lo han decidido o bien porque la normativa municipal en vigor impediría que fuesen reabiertos como bares de copas. El último de los locales en incorporarse a esa lista, el viejo Dúplex, se encuentra en el 22 de República Arxentina. Distribuidos entre sótano y planta baja, sus 400 metros cuadrados ofrecen «por un precio muy bueno muchas posibilidades para diversos negocios, incluso con salida de humos», según una agencia de la capital.

Cerrada hace un lustro, La Bolera (280 metros cuadrados) también integra la citada relación. Pub mítico antaño, en el presente las inmobiliarias lo definen como «sótano comercial con fachada a la mejor zona de tiendas de Santiago, en una de las calles [Xeneral Pardiñas, 33] con mayor volumen de negocio y tráfico de gente, dotado de muchas alternativas de distribución y usos». Como futuro centro de oficinas se publicita el ex Nacional VI, casi tres veces más pequeño que el anterior. «Era un pub y está totalmente insonorizado, pero hoy ya no dan licencias», puede leerse en un anuncio que cifra en 300 euros la renta mensual que demanda el dueño del recinto, al cual se entra mediante un garaje de Santiago del Estero.

Empleado en su última etapa a modo de after bajo la denominación de Furacán, el subsuelo del 4 de Santiago de Guayaquil, asimismo, busca inquilino que saque partido a sus 200 metros, sin recurrir a la hostelería.

Fuente: La Voz de Galicia.

Te puede interesar

Escribe un comentario