A auga únese á pirotecnia e ao láser na noite grande do Apóstolo

Una fuente cibernética de 22 metros será una de las novedades de los Fuegos del Apóstol 2008. Así, el agua se une a la pirotécnica y a las proyecciones y efectos de luz en un dinámico espectáculo multimedia de 34 minutos.

El alcalde y presidente del Consorcio, Xosé A. Sánchez Bugallo, presentó el espectáculo de la noche del 24 de julio, acompañado del concejal de Fiestas, Xosé Baqueiro; del gerente del Consorcio, Xosé Manuel Villanueva, y de dos de los miembros de la empresa Caballer, Ricardo Caballer y Carlos López. El regidor compostelano destacó del espectáculo previsto la incorporación de las más nuevas tecnologías y su concepción para que sea visto disfrutado no sólo por la gente que acude a la plaza del Obradoiro, sino por la totalidad de las más de 150.000 personas que los ven desde distintos puntos de la ciudad.

El responsable del apartado pirotécnico de la empresa Caballer, Ricardo Caballer, indicó que estos serán unos fuegos “dinámicos y fáciles de comprender para la gente”, en los que se mezclarán fuegos, velocidad y efectos. Diez ordenadores controlarán 3.745 órdenes de fuego, gracias a las que explotarán 4.515 piezas pirotécnicas. En total, serán 1.150 kilogramos de material pirotécnico los que se utilizarán y que, en un porcentaje del 92%, estarán situados en JUAN XXIII. Al respeto de este aspecto pirotécnico, el concejal de Fiestas, Xosé Baqueiro, resaltó que “Caballer siempre es una garantía de buen resultado”.

Respecto a la parte audiovisual, su responsable, Carlos López, explicó que lo del 24 será “un espectáculo multimedia conjunto”, a diferencia de otros en el que la parte audiovisual y la pirotécnica se hacen independientemente. Además de los láser empleados cómo proyección, destacó la fuente cibernética, que pretende “utilizar el agua como diversión”. Para eso, se situará en la parte baja de la catedral una fuente de 22 metros, en la que se emplearán 20.000 litros de agua.

Quince técnicos y doce ordenadores permitirán controlar 40.000 watios de potencia de luz y seis equipos láser (los más potentes multicolor de la actualidad), que permitirán hacer hasta 16 cambios de color. Se utilizarán 2.500 metros de la fachada de la Catedral para el espectáculo audiovisual.

Sobre el futuro de los Fuegos del Apóstol, el alcalde indicó que no marcharán de la plaza del Obradoiro “mientras podamos evitarlo”. En este sentido, el gerente del Consorcio, Xosé Manuel Villanueva indicó que este año “no habrá daños en la Catedral ni por detonaciones ni por quema de materiales”. “Queda sólo por medir los efectos químicos por residuos, por lo que este año haremos un análisis de los mismos”, concluyó.

Una tradición de siglos
La tradición de los Fuegos del Apóstol para conmemorar la fiesta de Santiago está documentada desde el siglo XVI, fecha en la que se acompañaba con una corrida de toros. Desde este siglo hasta principios del XIX, el organizador de los festejos fue el Cabildo de la Catedral, hasta que en el año 1.813 el ayuntamiento asumió la organización.

La incorporación a la celebración de la quema de la fachada se remonta al año 1852. Desde aquella hasta ahora se diseñaron varios formatos de fachada. La actual neogótica es un diseño de 1897 hecho por el arquitecto municipal Daniel García Vaamonde. Este modelo se retomó en 2000, manteniéndose hasta hoy.

Fuente: Concello de Santiago.

Te puede interesar

Escribe un comentario